Smart Health Nº9 - The age of big data

PrintEmail
With shipment Sin Envío for 0,00 €
Sales price 5,20 €
Sales price without tax 5,00 €
Price / kg:
La transformación digital de la atención sanitaria ha puesto en marcha una forma nueva de hacer medicina, que se conoce como la de las 4P: ‘Preventive, Personalized, Participative and Predictive’. tal y como nos indica el Dr. cordón, director del Departamento de Patología del Hospital mount sinai de nueva York, esta nueva medicina consiste en adelantarnos a los acontecimientos, en cuidar al individuo antes de que se convierta en paciente. se habla mucho de ‘health care’, pero en estos momentos aún se ejerce un ‘sick care’ en el que la gente acude al médico cuando está ya enferma.
Description

La transformación  digital de la atención sanitaria ha puesto en marcha una forma nueva de hacer medicina, que se conoce como la de las 4P: ‘Preventive, Personalized, Participative and Predictive’. tal y como nos indica el Dr. cordón, director del Departamento de Patología del Hospital mount sinai de nueva York, esta nueva medicina consiste en adelantarnos a los acontecimientos, en cuidar al individuo antes de que se convierta en paciente. se habla mucho de ‘health care’, pero en estos momentos aún se ejerce un ‘sick care’ en el que la gente acude al médico cuando está ya enferma.

Según el estudio mHealth app Developer Economics publicado en octubre de 2016 por el research 2 Guidance, se anunciaba que dentro de 5 años las aplicaciones de salud serían recomendadas por los profesionales con portales especializados durante su práctica médica diaria. En este mismo número desde la fundación ticsalut presentamos un portal de aplicaciones del sector salud y bienestar social llamado Portal appsalut. Las aplicaciones de dicho portal proporcionan una garantía a los usuarios de que son aptas para facilitar y mejorar su seguimiento. Como indicaba Lucien Engel, científico holandés autor de un artículo sobre el futuro de la sanidad, editado por BBVa openmind: “aquí está mi pulso, mi ritmo cardiaco, mi respiración, mis constantes, mi ta, mi temperatura corporal, esto solo con un parche pegado al pecho… Y toda esta información se puede enviar a todo el mundo por internet”.

Monitorizar a pacientes en sus propias casas, realizar pruebas diagnósticas mediante Poc y otras muchas funciones son posibles hoy gracias a que la tecnología se ha simplificado. Es más asequible y fácil de utilizar, más sostenible con el gran interrogante de dónde van a parar todos esos datos generados en lo que llamamos ‘big data de la salud’. Por eso hemos querido enfocar esta publicación a la ciberseguridad, a la protección de datos, de nuestros datos de salud, como explica césar rubio (fenin) ya que donde hay un dispositivo conectado existe una posibilidad de ser hackeado. La buena noticia es que la mayoría de organizaciones de la salud disponen de sistemas de información que se han desarrollado con grandes medidas de seguridad que se ponen al día frecuentemente. La otra no tan buena es que los que se denominan hackers también van evolucionando y encontrando maneras de conseguir datos, como nos indica Joan cornet (mWc). como siempre, en los temas de seguridad y transmisión y uso de datos intervienen una serie de factores, uno de los cuales es el humano.

En una gran parte de los incidentes provocados por los piratas informáticos, hay también una parte de errores humanos. mediante la incorporación de una sólida formación de los profesionales, el uso de la tecnología actualizada y la garantía de que un plan integral de recuperación de desastres puede ayudar a mantener a las organizaciones de salud a salvo contra posibles incursiones y avanzar hacia una medicina basada en llegar con los datos de toda la población de una manera más predictiva, personalizada, participativa y sobre todo preventiva.

Reviews

There are yet no reviews for this product.